Exfoliantes. Elige el mejor para ti.

exfoliantes

Exfoliantes. Elige el mejor para ti.

El uso de exfoliantes es algo muy extendido en estos momentos. Prácticamente todos, en algún momento de la vida, lo han utilizado y saben lo que es.

A pesar de que todo el mundo tenga una idea generalizada de lo que es un exfoliante, lo que igual no queda tan claro es que los hay de distintos tipos. Es por esto por lo que se debe saber que cada una tiene una acción distinta o está indicado para un tipo de piel u otra.

¿Qué es un exfoliante?

Un exfoliante, o crema exfoliante, es un gel limpiador cuya formulación cuenta con una serie de pequeñas partículas que ayudan a eliminar las células muertas de la piel. Esto permite que la crema hidratante y/o el serum que se utilice penetre en mayor profundidad. Es por ello por lo que se potenciarán los resultados, ya que no llega únicamente a las capas superficiales del rostro.

Al llevar a cabo una exfoliación, eliminando con ello células muertas, se consigue una piel más radiante y suave de forma inmediata. Además, al llevar a cabo esta rutina de forma regular, previene la obstrucción de poros y, por tanto, la formación de impurezas en el rostro.

Tipos de exfoliante

Según su naturaleza los exfoliantes se pueden clasificar en:

  • Químicos: son productos que presentan muchos beneficios y que, además, son muy completos. Se adaptan a todo tipo de dermis, aportando una limpieza profunda.
  • Mecánicos: presentan una consistencia similar a la de un gel o una crema y contiene pequeñas partículas.
  • Granulados: contienen gránulos que ayudan a arrastrar la piel muerta para conseguir una mayor limpieza.
  • Enzimáticos: es uno de los tratamientos más suaves, por eso se suele usar en pieles sensibles.

Según su acción se pueden clasificar los exfoliantes como:

  • Suaves: se pueden usar habitualmente, ya que no son tan agresivos.
  • Intensivas: se pueden utilizar una o dos veces por semana. Esto es debido a que son más agresivos que los suaves.
  • Iluminadoras: además de eliminar las células muertas, en su composición lleva más activos con los que consigue dar un efecto de luminosidad.
  • Hidratante: al igual que el iluminador, el exfoliante hidratante lleva activos extras en su composición que ayudan a aportar este efecto.
  • Antiarrugas:  su composición contiene principios activos, como aceites, los cuales ayudan a retrasar el envejecimiento natural de la piel.

Según la zona de aplicación se pueden clasificar como:

  • Corporales: en este caso se utilizan para ayudar a exfoliar las distintas zonas del cuerpo. Dentro de esta categoría se pueden encontrar otras subcategorías.
    • Uso en los pies: la exfoliación elimina las células muertas, haciendo que se reduzca la aparición de grietas y durezas.
    • Para zonas rebeldes: permite eliminar las células muertas de las zonas más difíciles.
    • Aplicación en glúteos y muslos: suaviza la piel de la zona y reduce la aparición de granitos.
  • Faciales: como su propio nombre indica, se utiliza para aplicar en el rostro.

El factor clave a la hora de elegir un exfoliante u otro es su acción, pero también el tipo de piel de cada persona. Dentro de cada clasificación se pueden distinguir según las otras clasificaciones. La mejor forma a la hora de elegir el exfoliante es atender a su naturaleza.

Exfoliantes químicos

Este tipo de exfoliante puede llegar a ser el más agresivo. Este tipo de exfoliación se basa en un procedimiento durante el cual se aplica una solución química sobre la piel. Con esto se consigue extraer las capas superiores de la piel. La piel que crece nuevamente es más lisa. Los productos químicos que suelen llevar en su composición son bastante intensos. Algunos de estos compuestos pueden ser ácidos frutales, ácido láctico o alfa hidroxiacidos.

Este tipo de exfoliante está destinado a las pieles que necesitan un tratamiento más intenso y con necesidad de eliminar las células y las impurezas de la piel. La exfoliación química, por lo general, se utiliza para tratar los cambios de color de la piel, las arrugas y las cicatrices que aparecen en la cara. Se puede llevar a cabo sola o en conjunto con otros procedimientos estéticos. También, se puede realizar a distintas profundidades, desde la capa más superficial a la más profunda. Una exfoliación química profunda aporta resultados más notables, sin embargo, la recuperación es más lenta.

Exfoliantes enzimáticos

Este tipo de exfoliantes suelen ser de texturas muy suaves, y tiene aspecto más de crema o de mascarilla. Se puede aplicar masajeando y, también, presentan otros efectos en la piel además de ayudar a eliminar las impurezas. Asimismo, ayudan a que la piel tenga una textura mejor y ayuda a alisar la piel.

Exfoliantes mecánicos

Se denomina exfoliante mecánico al tipo de exfoliantes que arrastran de la superficie de la piel las células muertas. Por un lado, se tienen los llamados accesorios, es decir, los cepillos esponjas o manoplas. Por otro lado, se presenta el exfoliante propiamente dicho, el cual viene en una presentación “tipo crema”. Estos exfoliantes pueden ser más o menos densos.

Exfoliantes granulados

Es un tipo de exfoliante mecánico. Como su nombre indica, está formado por gránulos. Estos gránulos ayudan a arrastrar las células muertas que se encuentran en la piel. Estos exfoliantes se utilizan sobre la piel húmeda. Su composición puede estar enriquecida con otros extractos que aporten sus beneficios. No tienen porque ser muy abrasivos, pueden ser suaves y no dañar la piel.

Conclusiones

A la hora de elegir un exfoliante es necesario escogerlo según la sensibilidad de la piel, ya que, por ejemplo, en una piel sensible, utilizar un exfoliante químico puede llegar a resultar muy abrasivo.

En el caso de una piel con acné, se debe tener cuidado, ya que este tipo de piel suele ser muy sensible. Es necesario exfoliarla, pero con mucho más cuidado. Si el uso de exfoliante es excesivo puede hacer que aparezcan manchas o incluso sensibilizar más la piel. Tal vez la mejor opción es acudir a un centro especializado que pueda aplicar un tratamiento adecuado.

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Carrito

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando