Manteca de Karité para el cuidado de nuestra piel

Manteca de Karité

Manteca de Karité para el cuidado de nuestra piel

La Planta

Se llama Manteca de Karité a las grasas extraídas de semillas denominadas comúnmente como nueces. La planta es de tipo arbóreo y se conoce con el mismo nombre. Se encuentra de forma natural en África, principalmente en Nigeria, Malí, Burkina, Ghana… Esta planta puede llegar a medir quince metros y tener un metro de diámetro. Además, puede llegar a vivir hasta tres siglos. Se debe aclarar que  el estado de conservación de esta planta es “vulnerable”, por lo que su uso debe ser moderado.

Composición química

Dentro de los principios activos que se encuentran en la manteca de karité se encuentran, principalmente, ácido esteárico, ácido oleico y ácido linoleico. Además, contiene una alta cantidad de vitamina A, D, E y F y, también, de minerales.

Utilización de la manteca de karité

Realmente la manteca de karité ha sido utilizada principalmente en cosmética. Sin embargo, también se ha utilizado en la formulación de algunas pomadas cicatrizantes y protectoras para el sol o frente a otros agentes externos.

Además, el pericarpio (parte que envuelve a las semillas) se puede comer, aunque esta aplicación no está tan extendida y se da, sobre todo, en África.

Propiedades cosméticas de la manteca de karité

Su uso en cosmética está muy extendido, sobre todo por sus propiedades protectoras e hidratantes. A continuación, se explican sus funciones.

Cuidado del cutis

La manteca de karité es aconsejable para todo tipo de pieles, pero en especial, por su composición, para pieles secas o muy secas.

Dentro de los beneficios de la manteca, cabe destacar su gran efecto de regeneración celular, el cual ayuda a prevenir el envejecimiento de la piel. A esto ayuda que ejerza un efecto de activación del metabolismo celular y, como resultado, se retrasa el envejecimiento.

Sus propiedades reestructurantes y suavizantes otorgan a la manteca de karité su capacidad cicatrizante. Se puede utilizar para reducir arrugas y estrías, pero también en pieles con tendencia a descamarse o con eccemas o cicatrices.

Sobre una piel delicada o irritada se puede utilizar manteca de karité para calmarla, como por ejemplo para después del afeitado.

La manteca de karité es muy hidratante y nutritiva, lo que ayuda a aportar a la piel suavidad y mantener o recuperar su estructura. Sus propiedades humectantes y emolientes hacen que la manteca proteja la piel de las agresiones externas. Esto se debe a que retiene el agua en la piel, evitando la deshidratación y aportando flexibilidad y elasticidad. Con todo esto se consigue evitar  o retrasar la formación de arrugas.

Como es no comedogénico, su uso para la hidratación de pieles con acné es muy importante. No se debe olvidar que una piel grasa puede estar deshidratada.

Cuidado corporal

Es muy habitual su uso para el cuidado de grietas, tanto en labios, como para talones. Del mismo modo, se utiliza para tratar las asperezas de las manos y los pies.

Cuando la manteca de karité es pura, es decir, sin refinar, posee un efecto despigmentante de la piel, lo que ayuda a atenuar las machas.

La manteca ayuda a proteger la piel del sol, tanto antes como después de la exposición solar. En el caso de sufrir una quemadura también a alivia, ya que la refresca y relaja.

De la misma forma, previene y ayuda a curar los daños producidas por el frío y las inclemencias del tiempo en la piel, por ejemplo, los sabañones.

Su capacidad cicatrizante, además de deberse a sus propiedades regeneradoras y reestructurantes, es ayudada por su acción antiinflamatoria, por lo que resulta un tratamiento muy efectivo para eczemas, grietas o úlceras. Del mismo modo, se puede utilizar para el cuidado de cicatrices, quemaduras y golpes.

La manteca de karité puede utilizarse en el cuerpo para el tratamiento de las estrías, ya que aporta elasticidad porque activa la producción de colágeno. Es aconsejable usarla en combinación con otros productos naturales, como el aceite de Rosa Mosqueta o Aloe vera, para potenciar su acción.

Al igual que el aceite de macadamia, la manteca de karité puede utilizarse en embarazadas y en la lactancia para prevenir y eliminar las estrías y, también, para las grietas en le pecho ocasionadas en la lactancia. Asimismo, ayuda con las irritaciones y rozaduras que puede producir el pañal.

La manteca puede dar cierta protección frente al sol. En parte esta acción se debe a que forma una película sobre la piel que evita la deshidratación de la misma.

Cuidado del Cabello

La manteca de Karité es un gran aliado para el cuidado de la piel, pero dadas sus propiedades también se puede utilizar  para el cuidado del cabello.

Ayuda a la regeneración capilar y a evitar su caída debido a las propiedades regenerantes y reestructurantes explicadas con anterioridad. Además, aporta un extra de hidratación, protección y volumen, suavidad y brillo.

Trucos

  • Para conseguir una suavidad acentuada en la piel se puede utilizar la manteca de karité durante la ducha o el baño. Al finalizar, la piel estará sedosa.
  • Se puede aplicar la manteca como una especie de crema, simplemente calentándola con las manos y aplicándola.
  • También se puede utilizar en el pelo como una mascarilla. Se aplica, se deja que actúe durante unos minutos y se aclara el cabello posteriormente. No es necesario mezclarlo con otros ingredientes si no se desea.
  • Para proteger la piel frente al sol no se debe utilizar sólo la manteca de karité. Lo apropiado es complementar su uso con productos específicos para la protección solar.

Precauciones de la manteca de karité

La manteca de Karité es un gran aliado para el cuidado de la piel. Sin embargo, su uso no está recomendado en caso de tener alergia o sensibilidad al látex, ya que posee látex natural. De la misma forma, si se es alérgico a esta planta no debe utilizarse.

Se debe recordar que por ser un producto natural no quiere decir que sea inocuo. Por lo tanto, si surge alguna duda sobre su uso, o si se padece una enfermedad, lo mas adecuado es consultar a un médico o especialista.

Fuentes

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Carrito

No hay productos en el carrito.

Seguir comprando