Prebióticos y Probióticos cuidan tu piel

Prebióticos y Probióticos cuidan tu piel

Los prebióticos y los probióticos son algo que  quien más, quien menos, ha escuchado hablar de ellos o utilizado alguna vez, aunque sea porque los has tomado después de un ciclo de antibiótico.

Nuestra piel, bueno todo nuestro organismo, está recubierto por bacterias que nos ayudan a mantener un equilibrio en nuestro cuerpo. Estas bacterias llevan a cabo reacciones químicas e incluso nos defienden contra otros agentes externos.

bacterias

¿Qué es un probiótico?

Los probióticos son organismos vivos que aportan beneficios a nuestro organismo. Estos microorganismos han pasado por ensayos clínicos que demuestran su efecto positivo para el organismo. También se especifica la cantidad mínima necesaria para que su efecto sea notable.

Sus primeros usos fueron para ayudar a los problemas del tracto digestivo o para ayudar al sistema inmunitario, pero también pueden ayudar a mantener en perfecto estado nuestra piel.

¿Qué es un prebiótico?

Los prebióticos son fibras vegetales especializadas.Se encargan de estimular el crecimiento de bacterias beneficiosas para nuestro organismo.

Podemos encontrarlos en frutas y verduras, especialmente en aquellas ricas en almidón y fibra.

¿Como Funcionan?

Los probióticos estabilizan la composición natural de las bacterias que se encuentran en nuestro organismo. Consiguen desplazar las bacterias que pueden producir problemas en nuestro organismo.

Colaboran en la formación de vitaminas y ácidos grasos.

Los prebióticos es todo aquello que ayuda a que las bacterias beneficiosas para nuestro cuerpo proliferen, son fibras vegetales. Podemos decir que es como su alimento.

¿Cómo ayudan los prebióticos y probióticos a nuestra piel?

Una de sus principales acciones es la protección frente a a gentes externos.

Los probióticos consiguen reducir la inflamación en nuestra piel. Ayudan a mantener la barrera cutánea e incluso aportan beneficios a pieles con problemas. Por esta razón ayudan a cuidar pieles con rosácea, psoriasis o acné…etc. Cada vez se extiende más sus uso para el cuidado de pieles sensibles.

Para conseguir su efecto podemos ingerir los probióticos. Aplicarlos de forma tópica no es posible ya que con los conservantes los destruiríamos. En los cosméticos debemos agregar prebióticos.

cuidado del cutis

¿Que prebióticos y probióticos ayudan a nuestra piel?

Como te podrás imaginar en cada parte de nuestro organismo abundan más unas bacterias u otras. Por eso no podemos elegir los mismos prebióticos o probióticos para ayudar al intestino, por ejemplo, que para cuidar nuestra piel, a pesar de que los dos son epitelios.

De todas formas esta afirmación tiene truco ya que se introducen bacterias vivas en una crema, por ejemplo, y se echa conservante, al final es como que no estuviésemos haciendo nada porque los conservantes las atacarán. Lo más correcto será añadir a nuestros productos cosméticos prebióticos específicos para las bacterias de nuestra piel, que les ayuden a crecer y desarrollarse. Los probióticos deben ser ingeridos, en complementos específicos.

Los prebióticos que podemos añadir a nuestros cosméticos pueden ser parte del plankton, celulosa vegetal, algunos fermentos o extractos de frutas.

Precauciones

Hay que tener en cuenta que un exceso de estos microorganismos pueden causar que se altere la piel y sus funciones.

Start typing and press Enter to search

Carrito

No hay productos en el carrito.